×

Reservas Online

Reservas Hospedería

Reservas Cuevas

Surge como un enclave importante al gozar de una situación privilegiada, paso natural entre la costa malagueña y la vega de Granada. La localidad está enclavada entre las sierras que conforman el parque natural de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. El río Marchán se abre a la vega al pie de impresionantes tajos. Desde época prehistórica, fue un lugar poblado. Aprovechando los poderes curativos de sus aguas, los romanos y después los árabes la convirtieron en un enclave importante. Entre los muchos vestigios destacan: restos del Neolítico en los márgenes del río Marchán, en las proximidades del casco histórico, junto a los baños termales, etc. La localidad es punto obligado de paso en dos de las rutas del Legado Andalusí: la ruta de Ibn Battuta y del escritor norteamericano Washington Irving.

Es, sin duda, la época musulmana la que ha dejado su huella en el barrio antiguo, calles estrechas y angostas dan lugar a pintorescos rincones que combinan las costumbres árabes con las formas castellanas. con la conquista cristiana surgieron nuevos edificios: la Cárcel, El Pósito, la Casa de la inquisición o la Iglesia de la Encarnación, que emerge por encima del perfil actual de la ciudad.

Destacan los hallazgos arqueológicos de los cortijos de “El Navazo” y “El Chopillo” a unos diez kilómetros de la misma ciudad de Alhama, al igual que los encontrados en la Cueva del Agua, de la Mujer y Los Molinos

Lugares de Interés

Fiestas Populares

2 de febrero

Fiesta de la Candelaria

Febrero

Carnaval

Febrero-Marzo

Domingo de Piñata

28 de febrero

Día Histórico de Alhama y Día de Andalucía

Semana Santa

Junio

Feria y Fiesta de San Juan

Junio

Certamen Literario

Julio y Agosto

Verano Cultural

Agosto

Festival de Música Jóven de Andalucía

15 de agosto

Romería del Vino

Septiembre

Feria Grande

ACTUALIDAD

Ruta de Washington Irving

El Legado Andalusí ha puesto también en marcha la Ruta de Washington Irving que discurre entre Sevilla y Granada y está inspirada en el viaje que realizara por estas tierras el escritor y diplomático norteamericano célebre autor de la obra 'Cuentos de la Alhambra', en 1829. Irving llegó a estas tierras fascinado por la variedad y el exotismo de la civilización hispano-musulmana. La Ruta de Washington Irving, ya señalizada y dotada de puntos de información al viajero, cubre un trayecto de 250 kilómetros que discurren a lo largo de la autovía A-92 y que conecta los dos polos del itinerario, pasando por las provincias de Sevilla, Málaga y Granada.

Este camino histórico quedó establecido tras el tratado de 1244 suscrito para que los nazaríes, en tiempos de paz, pudieran aprovisionarse en tierras cristianas con víveres y diferentes productos de subsistencia. A partir de ahí, se convierte en una concurrida vía comercial que, en la Baja Edad Media, conecta el sur peninsular cristiano con el reino nazarí de Granada. La población cristiana abastecía al reino de Granada de productos agrícolas y ganaderos mientras que la capital nazarí aportaba especias, colorantes, paños y finas sedas, parte esencial de su producción. Esta ruta es, entonces, una tierra fronteriza que se convierte en escenario de múltiples enfrentamientos bélicos.

 

Localidades de la Ruta

Sevilla, Alcalá de Guadaira, Carmona, Marchena, Écija, Osuna, Estepa, La Roda de Andalucía, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina, Antequera, Archidona, Loja, Huétor Tájar, Moraleda de Zafayona, Alhama de Granada, Montefrío, Íllora, Fuentevaqueros, Chauchina, Santa Fe y Granada.

Ya en el siglo XIX serán muchos los viajeros románticos que llegan a Andalucía deseosos de contemplar de primera mano y dar a conocer a través de sus textos estos lugares poéticos por excelencia.

Washington Irving recorrió las tierras de Andalucía en busca del exotismo oriental que irradiaban los lugares urbanos y los usos y costumbres populares que supo recoger con viveza en sus obras. Hoy, el interés para el viajero que recorre este itinerario radica en las ciudades y los pueblos llenos de historia, leyenda y de referencias literarias.

Tampoco podemos dejar de lado la riqueza paisajística que sale al paso a lo largo de la Ruta de Washington Irving y que sorprende por sus múltiples caras: desde escarpadas sierras hasta llanuras, una visión de las Andalucías Alta y Baja y la campiña y la vega. Este panorama se concreta en Parques Naturales como el de Sierra Nevada, Parques Naturales como el de la sierra de Alhama también en Granada y parajes como las lagunas cercanas a Osuna y las de Fuente de Piedra.

ROMANCE DE LA PÉRDIDA DE ALHAMA

Paseábase el rey moro - por la ciudad de Granada
desde la puerta de Elvira - hasta la de Vivarrambla.
-¡Ay de mi Alhama!

Cartas le fueron venidas - que Alhama era ganada.
Las cartas echó en el fuego - y al mensajero matara,
-¡Ay de mi Alhama!-

Descabalga de una mula, - y en un caballo cabalga;
por el Zacatín arriba - subido se había al Alhambra.
-¡Ay de mi Alhama!

Como en el Alhambra estuvo, - al mismo punto mandaba
que se toquen sus trompetas, - sus añafiles de plata.
-¡Ay de mi Alhama!

Y que las cajas de guerra - apriesa toquen el arma,
porque lo oigan sus moros, - los de la vega y Granada.
-¡Ay de mi Alhama!

Los moros que el son oyeron - que al sangriento Marte llama,
uno a uno y dos a dos - juntado se ha gran batalla.
-¡Ay de mi Alhama!

Allí fabló un moro viejo, - de esta manera fablara:
-¿Para qué nos llamas, rey, - para qué es esta llamada
-¡Ay de mi Alhama!

-Habéis de saber, amigos, - una nueva desdichada:
que cristianos de braveza - ya nos han ganado Alhama.
-¡Ay de mi Alhama!

Allí fabló un alfaquí - de barba crecida y cana:
-Bien se te emplea, buen rey, - buen rey, bien se te empleara.
-¡Ay de mi Alhama!

Mataste los Bencerrajes, - que eran la flor de Granada,
cogiste los tornadizos - de Córdoba la nombrada.
-¡Ay de mi Alhama!

Por eso mereces, rey, - una pena muy doblada:
que te pierdas tú y el reino, - y aquí se pierda Granada.
-¡Ay de mi Alhama

CONTACTE CON NOSOTROS

SUBIR